Pedir vida laboral sin certificado

Para realizar muchos trámites es interesante contar con el certificado digital, o bien con el DNIe. Estas herramientas nos permiten interactuar con la Administración para conseguir los documentos buscados, o realizar operaciones de firma, en cuestión de segundos, desde la comodidad de nuestro ordenador y sin ni tan siquiera tener que salir de nuestra casa.

Uno de los documentos más habituales que se nos van a pedir es la vida laboral; y es que en ella se registra todas las empresas en las que hemos trabajado, el tiempo que lo hemos hecho, el tiempo total cotizado, la categoría profesional o el régimen, así como otros elementos muy útiles.

Si tuviéramos un certificado digital, o bien hubiéramos activado el DNIe y tuviéramos el lector correspondiente para conectarlo al PC, podríamos conseguirlo en cuestión de minutos. Si no es así, tenemos la opción de pedir la vida laboral sin certificado.

¿Cómo pedir paso a paso la vida laboral sin tener certificado digital?

Este trámite se solicita a través de la plataforma virtual de la SS. Tan sólo habrá que acceder y pulsar en la opción de “pedir vida laboral”. El sistema debería de detectar que no tenemos ningún tipo de verificación de identidad pero, si no es así, tendremos que marcar manualmente la opción de acceder sin tener el certificado digital.

En el momento en el que marquemos esta opción, el sistema nos llevará a un completo formulario que debemos rellenar con nuestros datos personales. Nos van a pedir tanto el nombre como los apellidos, el número de DNI o NIE, nuestro número de afiliación a la Seguridad Social, la dirección y el e-mail.

Este punto es muy importante: ten en cuenta que el objetivo de rellenar todos estos datos es para comprobarlos con los que tiene la seguridad social sobre nosotros. Si hay algún dato que no corresponde, el sistema tardará un poco en comprobarlo y finalmente recibiremos un e-mail que nos dirá que no se puede procesar la solicitud.

Piensa que cualquier cambio cuenta: ¿Te has mudado de casa y no lo has notificado a la SS? ¿Te has cambiado de número de teléfono móvil? Si fuera así, primero tendremos que ir de forma física a la administración que nos corresponda de la Seguridad Social, hacer el cambio y luego iniciar la solicitud de esta manera.

Si todo está correcto, recibiremos un email diciéndonos que en el plazo de entre 3-7 días vamos a recibir la vida laboral a través del correo físico de toda la vida.

Algunas recomendaciones a la hora de rellenar los datos

Datos obligatorios: Todos los datos son obligatorios, a excepción del segundo apellido. No tengas miedo de dejarte alguno sin rellenar, ya que el sistema validará el formulario y te lo indicará impidiéndote su envío.

Nº de afiliación a la SS: Si este número no tiene 10 dígitos, tendremos que agregar tantos ceros a la izquierda como sean necesarios, justamente después de los dos dígitos que hacen referencia a la provincia.

¿Acentos?: No pongas acentos, ya que el sistema podrá llegar a no interpretarlos correctamente. En principio tampoco debería de haber ningún problema en este punto, ya que el formulario está preparado precisamente para filtrarlos, pero por si acaso vale la pena no teclearlos.

Localidad: La selección de la localidad puede ser algo compleja en un primer momento, ya que no nos lo permitirá hacer de forma directa. Primero habrá que completar la dirección, sobre todo el código postal, y luego habrá que elegir la correspondiente de entre las opciones que nos aparecerán.

Ventajas y desventajas de pedir la vida laboral con certificado digital

Ventajas

Facilidad: La plataforma que la seguridad social pone a nuestra disposición es muy sencilla, por lo que cualquier persona entenderá cómo funciona la interfaz, pudiendo llegar a hacerlo todo sin ayuda. Además, tiene un diseño sencillo, ideado precisamente para poder evitar problemas de carga, incluso en ordenadores lentos, o en conexiones que no son de alta velocidad.

Sin complicaciones: Aunque si bien es cierto que pedir la vida laboral con un certificado digital es mucho más rápido, en un primer momento también es complicado, y lo mismo nos ocurrirá con la validación mediante DNIe, incluso con una clave permanente.

El certificado digital entrañará un largo y complejo procedimiento para poder solicitarlo, luego que sea validado en la Administración, para finalmente ser instalado en el navegador en cuestión. En este caso si que se necesitarán conocimientos algo avanzado sobre informática.

El DNIe electrónico debe de ser activado (aunque esto se puede hacer sin complicaciones en las máquinas que se ponen en la SS, sin ni tan siquiera hacer cola para ello) y las credenciales deben de renovarse cada poco tiempo porque, sino, no funcionará. Y no solo eso, sino que habrá que tener un teclado con un slot para introducirlo, que servirá para que el ordenador lo pueda reconocer.

La clave permanente es más fácil de conseguir, pero necesitaremos pedir un código a la Administración que nos llegará por carta, y que tardará algunos días en completarse.

Sistema seguro: No hay ninguna posibilidad de que la vida laboral termine en malas manos, y es que tendremos que introducir nuestros datos personales exactos, además de la dirección en la que vivimos, por lo que seremos nosotros quienes la recibiremos.

¿Desventajas?

Tiempo: Si te han pedido la vida laboral para ya mismo, cómo puede ser para una entrevista, para unos estudios, o la necesitas para comprobar unos datos que no cuadran, no podremos esperar los 3-7 días que puede tardar en llegarnos. En este caso, apuesta por los sistemas de verificación digital, lo que te permitirá tener el documento de inmediato, a través de la pantalla.

Documento físico: Si no quieres el documento físico, sino que lo quieres digitalizado, cuando te llegue a casa tendrás que escanearlos, lo cuál puede ser un fastidio si no tienes escáner.

Este es el procedimiento a realizar para solicitar la vida laboral sin certificado.